Tratamiento

Disponemos de una lista actualizada con recomendaciones para el tratamiento individualizado de los pacientes con enfermedad fúngica. También puede encontrar información detallada sobre diferentes antimicóticos y otros tratamientos utilizando los enlaces reseñados más abajo.

Antifúngicos

La disponibilidad de los antifúngicos depende de su coste, de si están aprobados para su uso localmente o si la tasa de resistencia es lo suficientemente elevada para que no sean de utilidad práctica. Es necesaria la investigación para descubrir nuevas clases de antifúngicos, así como para optimizar los sistemas de administración que minimizan sus efectos secundarios.

Lea un método para instilar anfotericina B directamente en un aspergiloma

Lea más sobre los efectos secundarios y cómo minimizarlos.

Itraconazole
Posaconazol
Voriconazol
Fluconazol
Econazol
Ketoconazol
Clotrimazol
Isavuconazol
Micafungin
Caspofungin
Anidulafungin
Amphotericin B
Nystatin
Natamycin
Flucytosina
Terbinafina
Griseofulvina
TriterpenoidsIbrexafungerp
In development Olorofim (F901318)
Rezafungin (CD101)
Nebulised amphotericin B

Otros tipos de tratamiento

Si bien los antimicóticos son el tratamiento de elección para la mayoría de los pacientes con infecciones fúngicas graves, algunos tipos de enfermedad fúngica pueden ser tratados mediante cirugía o inmunoterapia. Se requieren otras aproximaciones (ej., corticosteroides orales) para el tratamiento de cuadros alérgicos como la ABPA, si bien los antimicóticos pueden desempeñar un papel en la reducción de la carga fúngica del paciente. Desafortunadamente, no hay vacunas aprobadas para enfermedad fúngica, pero hay varias en desarrollo.

Para obtener consejos sobre el cuidado personal (incluido el manejo de los efectos secundarios de los antimicóticos), es posible que desee dirigir a su paciente al sitio web de pacientes y cuidadores de aspergilosis (Aspergillosis Patients & Carers website).

App para detectar interacciones entre medicamentos

Muchos antifúngicos interactúan con otros fármacos, por ejemplo, mediante la inhibición de CYP3A4. Use la aplicación Interacciones de medicamentos antimicóticos en su dispositivo Android o Apple, o a través de su navegador web. También está disponible una versión para los pacientes.


Scroll to top